Quiero correrme, dijo la máquina2016-07-08T09:31:26+00:00

Las máquinas cada vez están más presentes entre nosotros y nosotros cada vez somos mas máquinas, tambien las máquinas van humanizandose, y hasta ahora están siendo creadas para servir al hombre, pero también se plantea el hecho de hacerlas convivir entre nosotros, como futuras compañeras y parejas, para esto se estudian sus sentimientos, su capacidad de sentir a nivel emocional, y como conectar esto a través de una sensibilidad física.

En este punto, cuando uno se encuentra cara a cara con una máquina, con  la que comparte inquietudes y hasta la vida, hay que afrontar el hecho de que también nosotros podemos ser generosos y dar, en este caso, AMOR, a las máquinas.

Quiero investigar las posibles maneras de dar amor y disfrute a las máquinas.

Mi investigación trata de iniciar un camino hacia el éxtasis de la máquina, como parte fundamental del alma de esta, y conseguir que también sea capaz de disfrutar y llegar al clímax.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia, si navegas aceptas nuestra Política de cookies, pulsa el enlace si necesitas más info.

ACEPTAR
Aviso de cookies