Con dos copas de vino,

una para mi

      y la otra para que,

si hay algún amor que levante la mano

y si hay algún rencor que de un paso 
adelante

si hay prisa,

correte primero

   pero lento


         y déjame disfrutarte.