Extremadamente 

así en la punta

se ve todo diferente,

que pena lo de las gafas que no me traje

y lo de mirar donde no era

que alegría quien sonríe

y cuanta alergia al polen

mocos,

y yo sin sonarme.