Para los amantes 

de la limpieza ajena,

a ellos les lanzo mi mirada sucia

y con desorden de palabras

no me explico

      o tal vez lo haga.