Lo que había entre dos partes

lo hay en una solo,

pero que importa si ya no hay nadie a quien 
decirle,

ni hay sonido que escuchar, 

y tu aliento ya no huele a nada.