Esta mañana era de noche y a lo largo de la tarde amaneció,

no discutíamos cuando estábamos callados y era bonito,


     lástima que no pudiéramos parar de hablar.